En la sesión de ayer, el Concejo Deliberante de San Miguel aprobó la rendición de cuentas 2023. Con su presidente, Andrés Salvaggio, al frente; el bloque oficialista se impuso una vez más fundamentando la “transparencia del gobierno municipal” enfatizando en “la evolución de la gestión en favor de los ciudadanos sanmiguelinos”.

Así lo expusieron los legisladores que forman parte de la estructura política del gobierno que tiene como intendente a Jaime Méndez bajo la conducción del senador provincial, Joaquín de la Torre.

Contundentes y en sintonía fueron las argumentaciones del concejal Germán Nuñez seguido de la palabras del edil Maximiliano Beltrando con intervención de María de los Angeles Di Conza.

Fueron dos sesiones especiales en las que se trató la licencia del intendente por 9 días y tras ser aprobada, se logró la aprobación de la rendición 2023 del ejecutivo municipal para pasar al tribunal de cuentas.

Según dejó constancia Andrés Salvaggio, “cada presidente de bloque recibió la rendición hace cuarenta días en forma impresa para que puedan verlo y el resto en un pendrive a cada uno” asegurando “estar muy conforme con como se dio la sesión y de lo que se va logrando en el Concejo Deliberante en todos los sentidos incluyendo la capacitación a los concejales para el mejor desempeño de sus funciones”.