En un clima que no se veía en años anteriores por las conductas de cierta parte de la oposición en el recinto, la apertura de sesiones del Concejo Deliberante de San Miguel se realizó el lunes pasado en armonía especialmente durante el discurso del intendente Jaime Méndez. La encabezó el jefe comunal junto al nuevo presidente del cuerpo de concejales, Andrés Salvaggio.

La inauguración fue en la sala de sesiones del legislativo municipal que estaba totalmente renovada como todas las instalaciones del Concejo Deliberante en general que fueron previamente pintadas, arregladas y se armaron dos recepciones: una en el segundo piso al y otra en el tercer piso, en el ingreso a las oficinas de los concejales.

Como es costumbre en todas las aperturas, Jaime Méndez describió en su discurso el modelo de gestión con el plan de obras para el distrito. En esta ocasión, puntualizó en el cambio de gobierno como algo positivo recalcando la difícil situación económica teniendo fe en que “estos cambios tenían que hacerse y vamos a estar apoyando”.

Hubo reclamos para el gobierno provincial de su parte, puntualizando en algunas obras pendientes y se mostró muy positivo con el comienzo de este año en el Concejo Deliberante con las remodelaciones a la vista y la forma de encararse la modalidad de trabajo.

En el mismo sentido, fueron las expresiones del presidente del Concejo Deliberante, Andrés Salvaggio, quien dio inicio al ciclo de sesiones 2024 tras haber asumido el diciembre pasado como máxima autoridad del cuerpo de concejales; empezando por esta gran renovación de las instalaciones del legislativo municipal y con un cronograma de actividades por venir que bregan por jerarquizar también el rol del concejal en relación con la comunidad para dar más y mejores respuestas a los vecinos de San Miguel.