LA CASUALIDAD CON CAUSALIDAD

Posted on Actualizado enn

Casualmente apareció un video que se hizo viral en el que Mario Ishii, intendente de José C. Paz, dirigía unas expresiones a los choferes de las ambulancias del sistema de emergencias local. Pero, no fue un hecho aislado de todo lo que vino pasando previamente en el área de salud que el mismo jefe comunal intervino a principios de marzo.

Quienes conocen José C. Paz y a su gente, saben que el jefe comunal ponía “límites” y se refería a irregularidades que habían detectado en personal del sector de salud que decidió intervenir supervisando de cerca lo que sucede en dicha área neurálgica en plena pandemia.

Ante este video, desde la municipalidad, dieron las explicaciones pertinentes a través de un comunicado en el que informan que “los conceptos fueron dichos en el marco de una fuerte discusión ocurrida el sábado 4 de junio, cerca de la medianoche, con choferes de las ambulancias del sistema de emergencias del municipio, que habían abandonado sus tareas en medio de la pandemia de COVID-19”.

Más aún, para tener en cuenta, es que surge después de las fuertes declaraciones de Ishii acerca de la seguridad y lo que podría ocurrir socialmente de no tomarse las medidas adecuadas.

Días antes, había terminado la intervención y reorganización de la Secretaría de Salud, la que se dispuso bajo Decreto Nro. 307 de fecha 29 de marzo del corriente año, que finalizó con la designación de un nuevo Secretario de Salud.

Durante la intervención se constataron diversas irregularidades, destacando como grave el faltante de vacunas, por lo que se realizó la denuncia ante las autoridades policiales el pasado 29 de abril y se inició el sumario administrativo correspondiente; asimismo por el no cumplimiento de las tareas específicas designada dentro de la Secretaría, se procedió a efectuar la baja a 85 empleados del área y la contratación de nuevos agentes para garantizar un mejor funcionamiento.

Puntualmente, sobre los dichos vertidos en el video, el intendente les recordó a los empleados que no los separó preventivamente de sus funciones, por el contrario “los bancó” al no dejarse llevar por los rumores lanzados en redes sociales, que acusaban al personal afectado al sistema de ambulancias de vender psicofármacos en forma ilegal, teniendo en cuenta la situación de emergencia sanitaria y que varios de ellos llevaban más de 15 años de servicio.

Esta decisión la tomó basadas en las averiguaciones realizadas dentro del área, sobre los rumores de referencia, dieron resultado negativo, al no encontrarse elementos para realizar la denuncia penal correspondiente.

Ante la situación y la gravedad de estar interrumpido el servicio, el intendente utilizó la palabra “cubrir” al recordarles a los “ambulancieros” el hecho de mantenerlos en sus puestos laborales durante la investigación.

Los dichos de Ishii fueron realizados en medio de un conflicto, con la pandemia en pleno desarrollo y la recientemente finalizada intervención como telón de fondo.