HASTA OFICIALISTAS APUNTAN POR EL MAL MANEJO DE LOS FONDOS EDUCATIVOS

Posted on

1El terrible hecho sucedido en la escuela nro. 49 de Moreno donde una explosión producto de una pérdida de gas dejó sin vida a la subdirectora y al portero del establecimiento educativo; dejó al descubierto cuales son las prioridades de los gobiernos a la hora de ubicar los fondos destinados a la educación.
Lo peor de lo sucedido es que fueron dos muertes evitables porque los reclamos venían desde hacían dos años según hicieron público los mismos miembros de la comunidad educativa de ese establecimiento. Pero, lo peor aún tiene que ver con situación edilicia de las escuelas públicas y los responsables de invertir donde corresponde para que esto no suceda.
Acá entra en juego donde va el reclamo y quién lo tiene que resolver. Ahí entra una cuestión entre los consejos escolares y el municipio porque los reclamos van al primero pero los fondos van al segundo.
En Moreno específicamente, el Consejo Escolar había sido intervenido recientemente y los que pusieron al interventor fueron funcionarios de este gobierno.
Ahora, atención porque la información que se relata a continuación si bien no es de ese distrito viene de uno de la región específicamente de un consejero escolar que pertenece a un gobierno municipal oficialista.
Sobre este caso puntualmente, indignado por lo sucedido, nos hizo llegar estos datos concretos que apuntan a las decisiones que se están priorizando cuyos réditos parecen ser mas pensados en función de lo que más es rentable políticamente y hasta quizás personalmente.
El texto enviado relata: “Los municipios reciben más de 100.000.000$ anuales del fondo educativo nacional, la gobernadora Vidal, por resolución exigió que como mínimo el 50%  de ese presupuesto sea destinado a la infraestructura escolar y los municipios lo utilizan para atender la demandas de vacantes construyendo nuevas aulas y agravando aun mas los problema en los edificios vigentes. El déficit en la infraestructura,  son debido a que todos los servicios como luz, gas y las filtraciones de los techos.
Se encuentran colapsados, por falta de inversión, los concejos escolares se encuentran desbordados  ya que solo cuentan con el fondo compensador, que es un fondo que envía la provincia que es coparticipable por la recaudación de impuestos y que ronda en los 300.000 $ por distrito, por mes
Con ese fondo deben afrontar la compra de agua potable  a las escuelas que no cuentan con agua de red, artículos de limpieza y afrontar los problemas de infraestructura que suceden en los establecimientos diariamente.
Una mala decisión de la provincia, de haber eliminado la unidad ejecutora provincial que era, la que afrontaba los problemas de la infraestructura de los edificios educativos, deja a los concejos escolares sin otra posibilidad  más que mendigar en los municipios que le ayuden con los problemas edilicios, dejando  a la voluntad de ejecutivos municipales que terminan haciendo lo que políticamente les conviene.
Inaugurar un aula les retribuye mas, que inaugurar un sistema eléctrico o una red de gas”.

Anuncios