Picadura de alacrán

Posted on

alacran.jpg Las dos muertes que se produjeron en Córdoba y el caso de un niño de 5 años que logró sobrevivir al ser picado por uno en su casa de Palermo, alertan sobre la presencia de este animal en zonas urbanas y rurales.
La picadura del alacrán tóxico puede ser altamente mortal en niños y ancianos.

En lo que va de 2017 ya murieron dos niñas a raíz de una picadura de alacrán: Isabella Orellano, de 4 años y oriunda de Villa María, e Isabella Sánchez Quevedo, de 7 años, quien fue picada en Villa Carlos Paz.
Ahora, Tobías, un niño de apenas 5 años todavía sigue internado después de un cuadro gravísimo después de haber sido picado por un alacrán en su casa del barrio porteño de Palermo Soho.
El alacranismo o escorpionismo es un cuadro clínico, potencialmente grave y letal, que se produce por la picadura e inoculación de veneno de diferentes especies de alacranes del género Tityus. La picadura de la especie del Tityus trivittatus (la especie más venenosa de las presentes en el país, que se diferencia de las demás por ser de color marrón claro) puede ser, según el Ministerio de Salud de la Nación peligrosa sobre todo en ancianos o niños y en personas con problemas de salud (por ejemplo, hipertensos, cardiópatas o diabéticos).
El cuadro que producen estas picaduras son intoxicaciones agudas, provocadas por el veneno del animal: una neurotoxina que actúa sobre terminales nerviosas periféricas del sistema nervioso simpático y parasimpático.
Cuando el animal pica, se produce un gran dolor en la zona de picadura. Sin embargo, la gravedad va a depender de si el veneno se distribuye o no por el cuerpo. En ese caso, se trata de un cuadro sistémico, donde se compromete el sistema nervioso y el aparato cardiovascular, generando arritmias cardíacas, lo que puede producir paros cardíacos, poniendo en riesgo la vida. Cuando es local, el cuadro no es tan grave. Damin explicó que la gravedad del cuadro dependerá de factores como el lugar de la picadura (porque no es lo mismo una picadura en el pie, por ejemplo, que en el cuello).